WhatsApp, un fenómeno global

WhatsApp es, con más de 2.000 millones de usuarios activos mensuales, el servicio de mensajería más utilizado a nivel mundial. En muchos países su popularidad llega a tal punto que la aplicación se encuentra instalada en más del 90% de los smartphones y se ha convertido en una herramienta indispensable en el día a día de sus habitantes.

Enviar mensajes de texto, fotos, grabaciones, documentos, localización o realizar llamadas de audio o vídeo a través de WhatsApp son actos tan habituales en nuestra vida diaria que prácticamente todo el mundo, independientemente de la edad o los conocimientos informáticos que posea, sabe hacer.

Una de las pocas quejas que los usuarios de esta aplicación manifiestan es que no deja utilizar la misma cuenta en varios teléfonos, lo que perjudica a todos aquellos que usan habitualmente más de un terminal, ya sea por motivos laborales o de cualquier otra índole.

Afortunadamente, en Internet hay tutoriales en los que se explica como clonar un WhatsApp, de manera que podamos tener acceso a nuestros contactos, mensajes, grupos de chat y demás información en varios smartphones. Los métodos que se pueden utilizar son diversos y, en la mayoría de los casos, muy sencillos de implementar, así que todo aquel que esté interesado puede hacerlo con relativa facilidad.

Una vez completado el proceso, todos los mensajes, fotos y vídeos aparecen también en el segundo móvil en el que se haya clonado la cuenta. Además, se siguen disfrutando de las mismas medidas de seguridad que ofrece WhatsApp nativamente, entre las que destaca el sistema de cifrado punto a punto de toda la información que se envía, lo que imposibilita a terceros ver o leer los mensajes que tenemos en nuestros terminales.

Este sistema de encriptación, que WhatsApp viene utilizando desde marzo del 2016, ha sido alabado por organizaciones como la Electronic Frontier Foundation, más conocida como EFF por sus siglas en inglés, y ha contribuido de manera decisiva a la continua expansión que esta aplicación viene experimentando desde hace más de una década.

Otro aspecto esencial en el crecimiento de WhatsApp es su presencia en múltiples plataformas. Y es que a día de hoy está disponible para iPhone, Android, Windows y Mac OS, los cuatro servicios más importantes del momento. Es importante reseñar, eso sí, que en los sistemas operativos de escritorio no se permiten realizar llamadas de audio o vídeo.

Como apunte negativo, cabe indicar que el soporte para Windows Phone acabó el 31 de diciembre del 2019, de manera que los pocos usuarios de este sistema operativo ya no cuentan con una versión actualizada de dicha aplicación. Así mismo, y contrariamente a los rumores que una y otra vez aparecen al respecto, tampoco existe ninguna versión oficial para iPad.

Sea como fuere, lo cierto es que la popularidad de WhatsApp, lejos de decrecer, no hace sino aumentar año tras año, hasta el punto de que actualmente una de cada cuatro personas en el mundo lo tiene instalado en su teléfono móvil u ordenador. Unos números estos que empequeñecen los de plataformas tan conocidas como Instagram, Twitter, Snapchat o Telegram y que evidencian el fenómeno en el que se ha convertido esta empresa que fue fundada hace solo 11 años por dos exempleados de Yahoo.

ETIQUETAS: Internet, ,