Japón quiere controlar el acceso a Internet de sus ciudadanos

Últimamente se está poniendo de moda entre determinados gobiernos el intentar regular, cuando no censurar, el acceso a Internet de sus conciudadanos. El último país en sumarse a esta absurda carrera por ver quién llega más lejos es Japón, cuyo ejecutivo actual tiene la intención de introducir los cambios necesarios en su legislación para poder controlar qué tipo de páginas y qué contenidos consumen los nipones cuando navegan por la Red.

La paranoia llega hasta tal punto que, de refrendarse las intenciones del gobierno, sería considerado como algo totalmente lícito el censurar y/o eliminar hasta los comentarios vertidos en un blog si se considerara que son “perjudiciales” (¿quién determina qué es “perjudicial” y qué no lo es?) para el resto de los visitantes de la bitácora.

Así mismo, quieren imponer filtros sobre los servicios que ofrecen las operadoras de telefonía para que no se permita el acceso a menores de 18 años a temáticas consideradas inapropiadas para su edad, como la religión o la política.

Por último, también se han acordado del P2P. Las propuestas que se están estudiando pasan por forzar a que todo el material sujeto a derechos de autor presente en Internet lleve una marca de agua única que permita identificarlo inequivocamente y que, por ende, todo software que sea incapaz de trabajar con dichas marcas, como es el caso de los programas de pares, sea considerado ilegal. Toma ya.

ETIQUETAS: Ciberderechos