Grabar canciones en cintas de casete está matando la música

El pasado 1 de diciembre, un grupo de multimillonarios encabezados por Rosario Flores, Antonio Carmona, Chenoa, Luis Eduardo Aute, Conchita y Loquillo se manifestaron frente al Ministerio de Industria al grito de “la música es cultura; la música es empleo” en uno de los actos más infames y bochornosos que recuerdo a esta gente en mucho tiempo.

En el transcurso de la pijo-manifestación exigieron medidas para frenar las descargas de Internet, avisaron que vigilarían la actuación del gobierno en esta materia e incluso Aute se acercó a los periodistas que se congregaron allí para explicarles que si no se tomaban medidas concretas las canciones y la música desaparecerían en 5 años. Claro que el premio gordo se lo llevó la hija de Lola Flores, quien voz en grito, exclamó que “nos estamos muriendo de hambre, esa es la realidad, ¡que nos morimos de hambre!“. Para mear y no echar gota, vamos.

Es la misma cantinela de siempre. Discográficas, cantantes, triunfitos, ramoncines, productores musicales, discográficas y demás privilegiados de la industria musical exigiendo a los responsables políticos cambios legislativos a la carta que les permitan seguir saliendo a la calle vistiendo trajes de Versace, Gucci o Armani y aparcando descapotables en los garajes de sus mansiones. Que lo otro es para pobres, oiga usted.

Llevan décadas haciéndolo. Unos y otros. Mirad sino el mensaje que la disquera el grupo Dead Kennedys incluyó en el casete del álbum In God We Trust, Inc, que vio la luz en 1981:

Home taping is killing record industry profits! (La copia doméstica está matando los beneficios de la industria)

We left this side blank so you can help (Hemos dejado esta cara en blanco para que ayudes)

¿Os suena de algo este mensaje? ¿A que sí? Es el mismo que recitan de memoria los artistas actuales. Lo llamativo es que, casi 30 años después de la comercialización de esta cinta, la música aún sigue viva y los grupos ganan más dinero que nunca. ¿El negocio no se debería haber muerto al cabo de 5 años? sonrisa

ETIQUETAS: SGAE