Historias

13 Comentarios

Z3, el primer ordenador de la historia moderna

Z1, la primera calculadora mecánica binaria creada por Konrad Zuse

Berlín, 22 de junio de 1910. Ese día nació Konrad Zuse, un chico al que la historia le tenía preparado un papel trascendental en el devenir de la computación moderna. Graduado como ingeniero civil en la Universidad Técnica de Berlín en 1935, para sacarse la carrera tuvo que realizar una gran cantidad de cálculos a mano, algo que encontraba aburrido, por lo que comenzó a idear una máquina que fuera capaz de llevar a cabo este tipo de operaciones de manera automática.

Tras acabar su etapa universitaria entró a trabajar en la empresa Henschel & Sohn pero un año más tarde dejó su empleo para empezar a construir la máquina programable con la que llevaba soñando desde su época de estudiante.

Sus esfuerzos se vieron recompensados cuando en 1936 creó la primera calculadora mecánica binaria de programabilidad limitada que leía las instrucciones desde una cinta perforada y funcionaba con electricidad. Su nombre: Z1. A pesar de que nunca acabó de funcionar correctamente por la mala calidad de los materiales empleados en su construcción, sentó las bases de los futuros proyectos de Zuse.

Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Zuse fue llamado a filas, pero se libró de acudir al frente a cambio de utilizar sus conocimientos para desarrollar nuevas computadoras más potentes y funcionales. Así, y tras conseguir el apoyo del Aerodynamische Versuchsanstalt (algo así como Instituto de Investigaciones Aerodinámicas), en 1939 terminó el diseño y construcción de una versión mejorada de la Z1 que incorporaba circuitos eléctricos con relés a la que llamó, cómo no, Z2.

A partir de ese momento, Zuse comenzó a diseñar un nuevo prototipo que vio finalmente la luz el 12 mayo de 1941. Bautizado como Z3, ha pasado a los anales de la historia moderna como el primer ordenador programable y completamente automático del que se tiene constancia. Contaba con 2.000 relés, tenía una frecuencia de reloj de entre 5 y 10 Hz, una longitud de palabra de 22 bits y realizaba los cálculos con aritmética en coma flotante puramente binaria.

Z3, el primer ordenador de la historia moderna

El Z3 utilizaba una cinta externa para almacenar los programas con los que trabajaba y, a pesar de que no disponía de ninguna instrucción de salto condicional, se podían construir bucles y llevar a cabo tareas y cálculos que resultaban muy complejos para la época de la que estamos hablando.

Desgraciadamente, esta joya de la computación fue destruida en 1944 durante un bombardeo aliado sobre Berlín. Aún así, existe una réplica completamente funcional del Z3 expuesta de manera permanente en el Deutsches Museum, sito en la ciudad germana de Múnich.

13 COMENTARIOS

  1. Anónimo

    Trackback desde meneame.net

    Berlí­n, 12 de mayo de 1941. Ese dí­a, ante una audiencia compuesta por un grupo de cientí­ficos del Deutsche Versuchsanstalt für Luftfahrt, el ingeniero alemán Konrad Zuse presentó el que es considerado como el primer ordenador programable y completamente automático de la historia moderna. Contaba con 2.000 relés, tení­a una frecuencia de reloj de entre 5 y 10 Hz, una longitud de palabra de 22 bits y realizaba los cálculos con aritmética en coma flotante puramente binaria. Su nombre: Z3.

    Reply  
  2. 3nd3r

    En el Museo de la Ciencia y la Tecnologí­a de Berlí­n, no de Munich, hay otro exactamente igual, no sé si temporal o permanentemente.
    Probablemente sea el mismo.

    Reply  
  3. CHICHO

    Berlí­n, 22 de junio de 1910. Ese dí­a nació Konrad Zuse, un chico al que la historia le tení­a preparado un papel trascendental en el devenir de la computación moderna. Graduado como ingeniero civil en la Universidad Técnica de Berlí­n en 1935, para sacarse la carrera tuvo que realizar una gran cantidad de cálculos a mano, algo que encontraba aburrido, por lo que comenzó a idear una máquina que fuera capaz de llevar a cabo este tipo de operaciones de manera automática.

    Tras acabar su etapa universitaria entró a trabajar en la empresa Henschel & Sohn pero un año más tarde dejó su empleo para empezar a construir la máquina programable con la que llevaba soñando desde su época de estudiante.

    Sus esfuerzos se vieron recompensados cuando en 1936 creó la primera calculadora mecánica binaria de programabilidad limitada que leí­a las instrucciones desde una cinta perforada y funcionaba con electricidad. Su nombre: Z1. A pesar de que nunca acabó de funcionar correctamente por la mala calidad de los materiales empleados en su construcción, sentó las bases de los futuros proyectos de Zuse.

    Con la llegada de la Segunda Guerra Mundial, Zuse fue llamado a filas, pero se libró de acudir al frente a cambio de utilizar sus conocimientos para desarrollar nuevas computadoras más potentes y funcionales. Así­, y tras conseguir el apoyo del Aerodynamische Versuchsanstalt (algo así­ como Instituto de Investigaciones Aerodinámicas), en 1939 terminó el diseño y construcción de una versión mejorada de la Z1 que incorporaba circuitos eléctricos con relés a la que llamó, cómo no, Z2.

    A partir de ese momento, Zuse comenzó a diseñar un nuevo prototipo que vio finalmente la luz el 12 mayo de 1941. Bautizado como Z3, ha pasado a los anales de la historia moderna como el primer ordenador programable y completamente automático del que se tiene constancia. Contaba con 2.000 relés, tení­a una frecuencia de reloj de entre 5 y 10 Hz, una longitud de palabra de 22 bits y realizaba los cálculos con aritmética en coma flotante puramente binaria.

    El Z3 utilizaba una cinta externa para almacenar los programas con los que trabajaba y, a pesar de que no disponí­a de ninguna instrucción de salto condicional, se podí­an construir bucles y llevar a cabo tareas y cálculos que resultaban muy complejos para la época de la que estamos hablando.

    Desgraciadamente, esta joya de la computación fue destruida en 1944 durante un bombardeo aliado sobre Berlí­n. Aún así­, existe una réplica completamente funcional del Z3 expuesta de manera permanente en el Deutsches Museum, sito en la ciudad germana de Múnich.

    Reply  
  4. SEÑORITA ADORACION CORRAL GARCIA

    PUES BUENO UN COMENTARIO PERO FALTA INFORMACION SOBRE TODO EN GENAERAL SEGUN MIS ESTUDIOS ESO NO ESTA COMPLETO DEACUERD POR FAVOR UNA POCA MAS DE INFORMACION

    Reply  
  5. JOSERAMON

    SY UN PRIONCIPIANTE DE TRES MECES,ES FANTASTICA LA LECTURA, PARAMICONOCIMIENTO,PERDONAR MIS FALTAS,MUCHAS GRCIAS MUNDO,ESFANTASTICO EL QRDENADORYAESUNOMASDELAFAMILIA,ADIO JOSERAMON.

    Reply  

ESCRIBE UN COMENTARIO

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>