TikTok da marcha atrás en su medida más polémica

TikTok anunció a principios del mes pasado que, a partir del 13 de julio, empezaría a utilizar la información personal que recopila de sus millones usuarios en Europa para mostrarles anuncios personalizados. La compañía asiática remarcó que había tomado esa decisión basándose en su «interés legítimo» y que, de ahora en adelante, este tipo de publicidad les aparecería también a aquellas personas que no hubieran dado su consentimiento a tales prácticas.

El «interés legítimo» es un concepto jurídico que, en determinadas circunstancias, permite al poseedor de una base de datos con información personal su utilización sin que sea necesario el visto bueno previo de sus titulares.

Aferrándose a este principio, los responsables de TikTok pretendían aprovechar la información personal que poseen de sus usuarios para mostrarles anuncios basados en su perfil, independientemente de si estos estuviesen o no de acuerdo.

Ello provocó un profundo malestar entre diversos organismos encargados de velar por la protección de los datos personales de los ciudadanos europeos. Tal fue el caso del GPDP italiano, que emitió un duro comunicado advirtiendo a TikTok que esa decisión iba en contra de las directrices en materia de privacidad de la Unión Europea. A tal efecto, señalaron en su informe, se reservaban el derecho de tomar las medidas que fueran necesarias para preservar los derechos de sus ciudadanos.

No es el primer encontronazo que TikTok tiene con organismos europeos de este tipo. Sin ir más lejos, en el Reino Unido e Irlanda hay en marcha sendas investigaciones en relación a presuntas vulneraciones de sus respectivos Reglamentos Generales de Protección de Datos.

Ante tal tesitura, y previendo que se puedan poner en marcha más procesos legales similares, TikTok ha anunciado que suspende por el momento la aplicación de esta controvertida medida y que, por lo tanto, de momento no mostrará anuncios personalizados basados en los perfiles que tiene de sus usuarios.

Habrá que esperar cuanto menos unas semanas para comprobar si se trata de una decisión temporal o de si la presión de los gobiernos europeos hace su efecto y retiran definitivamente esta medida.

ETIQUETAS: Internet, , ,