Esta ha sido la evolución en diseño y prestaciones que ha seguido la gama Galaxy S

Samsung ha publicado hoy el vídeo que tienes unas líneas más abajo en el que muestra la evolución tanto a nivel de diseño como de prestaciones que han seguido los smartphones de la gama Galaxy S, desde el modelo original que apareció en 2010 hasta los recién estrenados Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge.

Las mejoras, como no podía ser de otra manera, han sido sustanciales. El Galaxy S, por ejemplo, disponía de una pantalla de 4” con una resolución de 800 x 480 píxeles y un chip de un sólo núcleo que rendía a 1 GHz; en el 2011 llegó el Galaxy S II con una pantalla de 4,3”, un procesador de doble núcleo a 1,2 GHz y la misma resolución; con el Galaxy S III la pantalla aumentó hasta las 4,8”, la resolución subió hasta 1280 x 720 píxeles y el micro escogido fue de cuatro núcleos; el Galaxy S4 introdujo una pantalla de 5” con una resolución de 1920 x 1080 píxeles; el 2014, por su parte, vio llegar al Galaxy S5 con su pantalla de 5,1”, idéntica resolución de 1920 x 1080 píxeles, lector de huellas dactilares y diseño resistente al agua.

Finalmente, este año han aparecido el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge, que tienen pantallas de 5,1 pulgadas con una resolución Quad HD de 2560 x 1440 píxeles, un chip Exynos 7420 de ocho núcleos que funciona a 2,1 GHz, 3 GB de memoria RAM, una cámara principal de 16 megapíxeles y otra frontal de 5 megapíxeles.

ETIQUETAS: Smartphones, , , , , , , , , , , , , , ,