¿Dónde tiene situados Google sus data centers?

Para hacer frente a los millones y millones de visitas que recibe diariamente, Google cuenta con una infraestructura gigantesca de data centers repartidos por todo el mundo sobre la que guarda un hermetismo casi absoluto y de la que se conocen muy pocos datos. En este artículo voy a tratar de explicaros, a partir de la escasa información fiable que hay accesible en Internet, las características, el tamaño y la localización de estos centros de computación en los que se asienta uno de los secretos del buscador por antonomasia.

Se estima que Google cuenta en la actualidad con una red de 36 data centers, 19 de los cuales están en Estados Unidos, 13 en Europa, 2 en China, otro en Brasil y uno más en Japón. En estas instalaciones hay aproximadamente unos 450.000 servidores que corren distros de GNU/Linux adaptadas a las particulares necesidades de estos equipos.

Las localizaciones exactas de los data centers estadounidenses son las siguientes: Mountain View (California), Pleasanton (California), San Jose (California), Los Angeles (California), Palo Alto (California), Seattle (Washington), Portland (Oregón), The Dalles (Oregón), Chicago (Illinois), Atlanta (Georgia) [x2], Reston (Virginia), Ashburn (Virginia), Virginia Beach (Virginia), Houston (Texas), Miami (Florida), Lenoir (Carolina del Norte), Goose Creek (Carolina del Sur), Pryor (Oklahoma) y Council Bluffs (Iowa).

En esta imagen, elaborada al igual que la anterior por Royal Pingdom, se pueden observar las localizaciones de cada uno de ellos sobre un mapa de EEUU:

Ubicación de los data centers de Google en EEUU

En Europa, los data centers están situados en Berlín (Alemania), Frankfurt (Alemania), Zurich (Suiza), Groningen (Países Bajos), Eemshaven (Países Bajos), Mons (Bélgica), París (Francia), Londres (Reino Unido), Dublín (Irlanda) y Milán (Italia):

Ubicación de los data centers de Google en Europa

Los data centers de Google, al igual que los de otras compañías como Microsoft o Hewlett-Packard, son por lo general instalaciones de proporciones colosales que ocupan, cada una de ellas, la superficie equivalente a varios campos de fútbol.

La red no hace sino ampliarse año tras año. De hecho, en el 2006 Google invirtió 1.900 millones de dólares en la construcción de nuevos data centers, una cifra que aumentó hasta los 2.400 millones en el 2007. Claro que los gastos asociados a este tipo de emplazamientos no acaba aquí, ya que al albergar en su interior a miles de servidores presentan unos consumos de energía elevadísimos.

Esta circunstancia ha llevado tanto a Google, como al resto de empresas con instalaciones similares, a construir sus nuevos edificios cerca de presas o de otras zonas donde se produzcan grandes cantidades de energía eléctrica para así asegurarse un suministro constante en condiciones ventajosas. Aún así, se cree que el buscador debe abonar cada mes 2 millones de dólares en concepto de consumo eléctrico.

En cuanto a las características técnicas de los servidores, la información es muy escasa. Los datos más actualizados (y fiables) que he encontrado son del 2004 (!!!), año en el que un equipo medio de Google incluía un procesador que iba desde los 533 MHz (Intel Celeron) hasta los 1,4 GHz (Pentium III), disponía de uno o más discos duros de 80 GB y contaba con entre 2 y 4 GB de RAM.

ETIQUETAS: Google