SGAE

14 Comentarios

La SGAE británica amenaza con multar a una mujer que canturreaba una canción en el trabajo

PRS for Music, una entidad británica que agrupa a discográficas, cantantes y compositores y que recauda y gestiona el cobro de los derechos de autor de sus socios, ha amenazado con imponer una multa a Sandra Burt, una empleada de 56 años de un supermercado escocés a la que uno de sus agentes oyó canturrear varias canciones mientras reponía los estantes.

A principios de año, la tienda en la que trabaja esta señora recibió la visita de un representante de PRS que advirtió al dueño de la misma de que si quería seguir utilizando la radio y ofrecer una música de fondo a sus clientes mientras realizaban la compra diaria debería pagarles una licencia. La decisión del propietario del local fue, simplemente, dejar de enchufar la radio.

Desde entonces, Burt comenzó a tararear espontáneamente las canciones de sus grupos preferidos mientras trabajaba. Hasta que un día se pusieron en contacto con ella para indicarle que la llevarían ante los tribunales y le exigirían el pago de varios miles de euros si continuaba cantando sin tener el permiso explícito de los autores.

Ante el revuelo que esta patochada ha originado entre la opinión pública británica, a PRS no le ha quedado más remedio que rectificar. El modo que han encontrado para hacerlo ha sido enviarle un ramo de flores a Sandra Burt en el que han incluido una nota en la que le piden disculpas por lo sucedido y le desean suerte en el futuro.

La pregunta, claro está, es qué habría sucedido si este asunto no hubiera llegado a la prensa y la presión popular no les hubiese obligado a retractarse. ¿Realmente hubieran llegado al extremo de llevar a juicio a una mujer que lo único que ha hecho es cantar una canción mientras trabaja? ¿De verdad esta gente no es consciente de la estupidez supina y suprema que han estado a punto de cometer? sonrisa

14 COMENTARIOS

  1. mi ruido favorito

    ¡venga ya! ¡esto tiene que ser un bulo! ¿¡cómo se puede ser tan zoquete como para pretender denunciar a una señora por canturrear mientras reponía mercancía en un supermercado!?

    bueno, bueno, bueno… claro que los nuestros van en el mismo camino…

    Responder  
  2. María

    Qué pasaría si eso siguiese adelante? Significaría eso que tendría que pedirle permiso a Meredith Brooks para cantar “Bitch” en la ducha?

    Para pensar en el absurdo que supone, imaginad un mundo en el que vuestros hijos den por asumido que tararear canciones que les gustan está prohibido porque alguien nos querría cobrar derechos por hacerlo.

    Si hoy claudicamos en temas así, aparentemente pequeños, el día de mañana sacrificaremos otras libertades por un precio ínfimo… Hay que quejarse, protestar, hacerse oir, CANTAR!

    Responder  
  3. El Zorro

    La verdad que cada día los de la SGAE y comañía se parecen más a la Santa Inquisición. Todo aquel que crean que hace o dice algo que vulnere sus derechos, se juega que le empapelen. Es simplemente una vergüenza!!!

    Responder  
  4. indomita

    Esto es intimidación y un atentado contra la libertad de expresión, porque cantar no es más que eso, expresarse. ¿Amenazarán también a los niños que cantan en los patios de los colegios?… Menudo mundo más triste en el que vivir si no podemos cantar

    Responder  
  5. claudio

    Me imagino un futuro como la pelicula de Silversten stallone y sandra bullock llamada el demoledor, que cada vez que decia garabatos una maquina le sacaban una infracción… a futuro cuando ya no portemos dinero físico sino creditos virtuales, cada vez que uno cante o tararee , jaja, te van a descontar creditos de manera automatica del saldo de tu dinero, como dicen en chile.. estamos hasta el chico.

    Responder  
  6. RedClaws

    Esta claro que por este camino solo queda un fin posible. Que nadie escuche música, que nadie lea, que nadie vea televisión o películas. Ummm, esto me hace pensar que tal vez sea todo un complot para que la gente se vuelva cada vez mas ignorante y estúpida y con menos ganas de luchar por sus intereses, sus sueños o simplemente que se les quiten las ganas de luchar…

    Responder  
  7. teresa roget

    Soy un jubilada de 69 años que cuando hago mis quehaceres, canto.E s una buena terapia para combatir el trabajo monótono y repetitivo.EsA empleada de supermercado necesita tararear esas canciones le sirven de ayuda en sutrabajo diario y denota una buena salud mental.
    Esa casa discografica ha actuado de una una manera incongruente y absurda.INCOMPRENSIBLE.

    Responder  

ESCRIBE UN COMENTARIO